हारे कृष्ण हारे कृष्ण कृष्ण कृष्ण हारे हारे हारे राम हारे राम राम राम हारे हारे
POR FAVOR cite siempre las fuentes y enlace la dirección completa en caso de copiar los contenidos.
¿No comprende algún término utilizado en los artículos? Visite y consulte www.glosariosanscrito.blogspot.com

Loading

18 dic. 2012

La Vida Ideal de Srila Gurudeva (por Sripad Siddhanath Tiwari)

Sripad Siddhanath das Prabhuji
Una Gran Disciplina

Mi más adorable Gurudeva, nitya-lila-pravista om vishnupad astottara-sata Sri Srimad Bhaktivedanta Narayan Gosvami Maharaja, apareció en este mundo como mi hermano mayor. El es nueve años mayor a mi; recuerdo algunos inicidentes de mi infancia, cuando tenía unos cinco o seis años de edad. En nuestro hogar existía un cuarto de estudios que fue adecuado para los niños y Sria Gurudeva siempre solía estudiar allí. Cuando el resto de los siete hermanos comenzamos a asistir al colegio, solíamos estudiar y hacer los deberes juntos en aquella habitación junto a Srila Gurudeva, quien hacía el rol de nuestro profesor.


Luego de terminar sus estudios de primaria (octavo curso en la India), Srila Gurudeva fue a la secundaria de Buxar, la que se encontraba a siete quilómetros de casa. El trabajaba muy duro, y cada día caminaba esa distancia de ida y vuelta. El sagrado Ganges estaba a unos tres kilómetros de nuestro hogar; Srila Gurudeva solía caminar hasta el Ganga cada día para bañarse justo después de terminar sus abluciones matinales. Luego de retornar del Ganges, el solía sentarse fuera de casa y escuchaba muy atentamente narraciones del Ramayana, Gita o Bhagavatam de los labios de nuestro padre.

Cuando volvía en la tarde del colegio, solía enseñar a los siete hermanos pequeños luego de terminar sus deberes. Además, con mucho entusiasmo ayudaba a nuestro padre en varias tareas domésticas. Srila Gurudeva era un experto en prácticamente todo; vivió su vida acorde a la disciplina de nuestro padre y además se aseguró de que el resto de los hermanos menores también asumiéramos esa disciplina instruyéndonos de muchas maneras. Srila Gurudeva era muy bueno en los estudios, en historia, matemáticas e inglés siempre lorgraba el 100% de la nota.

Inclinacion Natural por Servir a Sus Mayores

Nuestro padre fue Pandit Sri Valeswar Nath Tiwari, y nuestra madre Srimati Lakshmi Devi tuvieron siete niños, tres varones y cuatro damas, en orden cronológica ellos fueron: Sriman Narayan (Bhola), Srimati Matarniya Devi, Sri Visvanath Tiwari, Sri Siddhantha Tiwari, Srimati Saraswati Devi, Srimati Phulkeshari y Srimati Anupi. Los hermanos de nuestro padre vivían con nosotros junto a sus esposas e hijos; en total, la familia extendida consistía de unos treinta miembros aproximadamente. Todos nuestros tíos, sus esposas e hijos eran dependientes de nuestro padre.

Nuestro padre era un agricultor, y sus ingresos eran escasos; él ocupaba la mayor parte del tiempo adorando a Bhagavan y leyendo las escrituras, siempre fue indiferente al tema financiero. Un día luego de una profunda reflexión, Srila Gurudeva dijo a nuestro padre, "Ya estoy grande y deseo ayudarte. Será mejor que abandone mis estudios y te ayude en el trabajo". Nuestro padre deseaba que Gurudeva concluya su educación, pero debido a las circunstancias, aceptó la propuesta de su hijo.

Dotado de Todas las Cualidades Materiales

El suegro de nuestra hermana mayor era un inspector de policía; él comentó a nuestro padre, "Tráeme a Sriman Narayan. Él es apuesto, alto y fuerte. Intentaré conseguirle un trabajo en la policía". Nuestro padre lo envió al pueblo de aquellos parientes que se encontraba a unos veinte kilómetros de nuestra casa. Srila Gurudeva vivió allí por un tiempo, allí el inspector de policía lo hizo más fuerte aún dándole dieta y ejercicios. Al poco tiempo Srila Gurudeva aseguró un trabajo en el departamento de policía. Luego de muy poco tiempo, Srila Gurudeva concluyó su formación policial, y fue destinado a trabajar a la frontera entre Bihar y Bengal. Todo esto ocurrió poco antes de la independencia de la India, por lo que su oficialía fue británica.

En una ocasión, el oficial organizó un campeonato deportivo. Srila Gurudeva se dirigió a él diciendo, "Señor, yo también deseo formar parte del campeonato". "No, no, Señor Tiwari, estos eventos son únicamente para oficiales de alto rango y suboficiales", respondió el Oficial. Srila Gurudeva respondió diciendo, "Señor, No puedo exigirle, pero considere que yo soy deportista. Si es posible, por favor, permítame participar". El Oficial accedió y Srila Gurudeva demostró su capacidad ganando la primera posición en salto largo, salto alto, maratón y natación. El Superintendente de Policía quedó muy impresionado al ver las cualidades extraordinarias de Srila Gurudeva y lo promocionó excepcional y rápidamente como Inspector. Así es que más tarde Srila Gurudeva fue destinado a la Estación Policial de la Estación de Trenes de Rajmahal, Bihar (próximo al Rama-keli Grama).

Una Gran Visión del Futuro

Srila Gurudeva solía visitar ocasionalmente nuestro hogar, y todo su salario lo ponía en manos de nuestro padre. Si nuestra madre le decía, "Sriman Narayan, dales también algo a tus hermanos menores". Srila Gurudeva le respondía, "Madre, nuestro padre está cuidando adecuadamente de todos; por eso es mejor que ponga todo en sus manos. Mis hermanos son muy jóvenes y fácilmente pueden malgastar el dinero; por eso no les daré la oportunidad de que esto suceda".

Sadhu Sanga
Srila Bhakti Kamal Madhusudhan Maharaja

En una ocasión, unos pocos predicadores de la Gaudiya Vedanta Samiti llegaron a Rajmahal, cerca de la estación de policía donde Srila Gurudeva trabajaba. Allí realizaron kirtan y dieron charlas espirituales. Fue allí donde Srila Gurudeva conoció a Sri Narottamananda Brahmachari (Sri Srimad Bhakti Kamal Madhusudan Gosvami Maharaja), Sri Radhanath Vanachari (Sri Srimad Bhaktivedanta Trivikram Gosvami maharaja) y a otros cuantos devotos.  Poco tiempo después, y gracias a esa asociación, comenzó a ir una y otra vez al encuentro de nitya-lila-pravista om vishnupad astottara-sata Sri Srimad Bhakti Prajñan Keshava Gosvami Maharaja, a pesar de que continuaba trabajando en la policía.  

Poco a poco lo vimos tomando una japa mala en sus manos, nadie le prestó mucha atención, ya que estábamos acostumbrados a verle realizar actividades devocionales desde su infancia, la única diferencia fue que entonces empezó a usar su japa constantemente. Durante un par de años, él venía frecuentemente a casa a dejar su salario, compartía con nosotros unas seis horas y luego se iba al pueblo donde trabajaba.

En busca del Supremo

Un día recibimos una carta de Srila Gurudeva; en ese entonces me encontraba en quinto grado. Reuní a toda la familia y leímos la carta. Todos escucharon muy atentamente; la carta decía, "Honorable Padre, reciba mis respetuosos pranams a sus pies. He renunciado a mi trabajo y he partido en busca de Bhagavan. No estoy seguro cuándo podré volver a encontrarme con usted.  Usted tiene un gran peso y responsabilidad con la familia y ninguna ayuda, yo decidí trabajar por mi deseo de ayudarle, pero no se ahora qué planes tiene Bhagavan. Por inspiración de la Providencia, mi visión ha cambiado y no podré más servirle como lo estaba haciendo, y por si fuera poco, ahora cargo con usted la responsabilidad adicional de cuidar a mi propia familia. Por eso le pido perdón una y otra vez". 

Luego de escuchar sus palabras, toda la familia se puso a llorar; todos sintieron como si una montaña de problemas cayera sobre ellos.

Una humilde reunión con nuestro padre
Nuestro padre comenzó a bucar a Srila Gurudeva, durante un año y medio lo buscó por todo lo largo y ancho de la India, pero no dió con ningún rastro suyo. Una persona de nuestro pueblo, Sri Kedaranath Tiwari, se encontraba trabajando como guarda en Baidyanath Dham, un día vio en esa localidad a Srila Gurudeva junto a Param-gurudeva Srila Bhakti Prajñan Keshava Gosvami Maharaja. Inmediatamente envió un telegrama a nuesra casa diciendo, "Su hijo Sriman Narayan se ha convertido en un sadhu y se encuentra aquí". En el momento en el que nuestro padre recibió el telegrama, partió hacia Baidyanath Dham. El día en el que nuestro padre llegó al lugar, Srila Gurudeva se encontraba con mucha fiebre y estaba durmiendo bajo una sábana. Nuestro padre le dijo, "¡Sriman Narayan!" Al escuchar su voz, Srila Gurudeva se levantó de inmediato y bajó de la cama para tocar los pies de nuestro padre mostrando su respeto. Le ofreció un lugar para sentarse y le preguntó por noticias de la familia. Con mucho honor le dijo a nuestro padre, "Desde mi infancia he escuchado acerca del bhakti de sus labios; como resultado, he tenido el deseo de realizar bhakti de la forma en la que ahora estoy practicando". De esta forma pacificó a nuestro padre; hizo más fuerte su argumento con citas de las escrituras y le pidió que volviese a casa; también le aseguró que en poco tiempo con seguridad iría a casa a visitar a todos.

Una determinación firme para realizar bhajan

Poco tiempo despues, y con la idea de encontrarse nuevamente con Srila Gurudeva, nuestro padre y madre, junto a buen número de otros parientes, fueron a visitar el Devananda Gaudiya Math en Navadvip Dham. Al escuchar a tantas personas llorar y lamentarse, Srila Param-gurudeva llamó a Srila Gurudeva; es muy dificil saber qué es lo que hablaron pero Srila Gurudeva volvió a casa junto a todos sus parientes. El se comportó tal como lo hizo siempre, se levantaba a las cuatro de la madrugada e iba a bañarse al Ganges, cantaba sus rondas, y luego acompañaba a nuestro padre a la cosecha. Su presencia creó una atmósfera tal, que todos pensamos que jamás volvería a partir. Pasaron veintiocho días de esta forma, y al día siguiente el no salió de su habitación. Nuestro padre nos preguntó, "¿Qué te sucede hoy? ¿Por qué Sriman Narayan no se ha levantado?" Nosotros le respondimos, "¡Él no está en su habitación!" Entonces nuestro padre entró a su habitación y encontró una carta sobre la cama; decía, "Padre, reciba mis respetuosas reverencias. Me voy lejos a sumergirme en el bhajan por Bhagavan. ¡Qué podría decir de la vida de mi esposa e hijos!... incluso si millones de personas estarían a punto de morir, igualmente no sería yo capaz de abandonar mi servicio a mi Gurudeva ni a mi bhajan. Por favor no haga más intentos para que yo vuelva a casa". Nadie nunca supo a qué hora o cómo partió de la casa.

Inspirando a todos a tomar sadhu-sanga y servir a los Santos

Srila Gurudeva durante su brahmachari lila
Luego de unos años nos enteramos de que Srila Gurudeva estaba viviendo en Mathura; entonces nuestro padre ya había abandonado su deseo de tenerlo de vuelta en nuestro hogar, solía decir a todos, "Si Sriman Narayan desea hacer bhajan, entonces nosotros no deberíamos incurrir en el pecado creando obstáculos en su camino". De vez en cuando nuestra madre, padre y otros miembros de la familia solían visitarlo en Mathura, y cuando retornaban, todos halagaban sus actividades devocionales y su conducta.

En cuanto fui creciendo, empecé a trabajar en Jamshedpur Tatanagar. Mantenía un contacto regular con Srila Gurudeva por medio de cartas. En respuesta a una carta mía de 1962, él me escribió, "Escucha, apenas tengas un poco de tiempo, ven a Navadvip. Muchos vaishnavas exaltados visitan este lugar desde toda la India. Tendrás la gran oportunidad de asociarte con los sadhus y escuchar hari-katha". Luego de recibir esa carta me fui a Sri Navadvip Dham.
 
Durante todo el viaje pensaba si reconocería a mi hermano, o si él me reconocería; mucho tiempo ya había pasado desde que no nos veíamos. Sin embargo, llegué al Devananda Gaudiya Math justo durante el hari-katha. Pregunté acerca de Srila Gurudeva y me dijeron que se encontraba sentado en el estrado junto a otros sannyasis. Paramgurudeva se encontraba presente allí; yo estaba totalmente emocionado, además estaba volviendo a ver a mi hermano luego de mucho tiempo. Al poco tiempo y luego de haber observado bien los rostros de los sannyasis, reconocí al que podía ser mi hermano. Me aproximé a él, le toqué los pies y le ofrecí reverencias; Srila Gurudeva me dijo, "¡Sidhanath, has venido! Ahora tu vida será un éxito. No toques mis pies, sino toca los de mi Gurudeva y los de otros santos exaltados; que también yo estoy rogando por su misericordia todo el tiempo". Hice lo que él me instruyó y luego me presentó ante todos.

Más tarde me aconsejó, "Escucha, este es un lugar sagrado. No utilices lungi (tela ajustada a la cintura)  aquí, tan solo dhoti (vestido vaishnava). No aceptes ser servido por nadie aquí, sino, acorde a tus posibilidades intenta servir a todos los demás".
 


El afecto de todos hacia mí en el Devananda Gaudiya Math

Permanecí en el Devananda Gaudiya Math durante unos diez días, durante ese tiempo, tuve la oportunidad de observar de cerca la dulzura del comportamiento afectuoso, el hari-katha y los ideales de Srila Paramgurudeva, Srila Bhaktivedanta Vaman Gosvami Maharaja y Srila Bhaktivedanta Trivikram Gosvami Maharaja. Srila Trivikram Maharaja arregló una habitación, una red contra mosquitos y otras comodidades para mi. Siempre que era hora del prasad, Srila Bhaktivedanta Vaman Gosvami Maharaja solía llamarme, "Sidhanathji, vamos, es hora del prasad. Hemos hecho rotis para tí, rotis calientes. ¡Ven, ven!". Él decía esas palabras con tal afecto y dulzura que todavía permanecen en mi memoria.


Srila Paramgurudeva y sus asociados
Diez días después le dije a Srila Gurudeva, "Debo irme ahora. Por favor dame tu permiso. Pero tengo un solo pedido...". Srila Gurudeva respondió, "¿De qué se trata?" Le dije, "Nuestros familiares no te han visto en mucho tiempo, y la mayoría no te ha visto desde que te fuiste, intenta venir a visitarnos al menos una vez". Srila Gurudeva dijo, "Ya no vivo independientemente. Ahora obedezco las órdenes de mi Gurudeva respecto a todas mis actividades. Esto que me dices, dilo frente a mi Gurudeva, y lo que él ordene yo obedeceré"

Srila Gurudeva me llevó ante Paramgurudev. En el momento en que Paramgurudev me vió, me preguntó, "Querido Sidhanath, ¿tienes algo que decirme?" Le ofrecí mis reverencias y le dije, "Tengo un pedido. Por favor de permiso a mi hermano para que visite nuestro hogar al menos una vez". Srila Paramgurudev respondió, "¿Qué estás diciendo? ¿Por qué motivo él necesitaría mi permiso? Si se desconfía de alguien, se lo vigila, pero nosotros tenemos completa fe en él". En ese momento Srila Paramgurudev fijó una fecha para su visita y dijo, "En su vuelta a Mathura, Narayan Maharaja realizará una parada en Buxar e irá acompañado por unos cuantos brahmacharis". Entonces le dije, "Ahora por favor, deme su permiso para partir". Srila Paramgurudeva respondió, "No, no, usted se queda aquí. Narayan Maharaja irá a Mathura y yo lo dejaré a usted a cargo de este Math". Entonces respondí, "¿Maharaja-ji, usted tiene más Maths? Así podría llamar a un tercer hermano mio para que también se haga cargo?". Al escuchar mi respuesta Paramgurudeva explotó en risas, entonces señalé a los devotos que se encontraban parados allí, y le dije "Maharaja-ji, por favor, elija a cualquiera de ellos para que se haga cargo del templo y deme su permiso para partir". De esta forma tuvimos un intercambio informal y amoroso antes de mi partida.
 
Una Vida Exitosa Por La Más Elevada Asociación

Antes de partir, pregunté a Srila Gurudeva, "¿Por qué decidiste irte de casa?" Srila Gurudeva respondió, "En realidad, yo no era capaz de irme de casa a pesar de mi deseo. En primer lugar, la Policía no aceptaba mi renuncia; tres o cuatro veces me rechazaron la renuncia y a penas lo logré con gran dificultad; en segundo lugar, intenté irme de casa unas nueve veces, pero a los pocos kilómetros no podía continuar y regresaba cada vez. Muchas veces lloré y permanecía indeciso, hasta que escuché una voz del cielo que me dijo, "Esta es tu última oportunidad para pasar este examen. Si fallas esta vez, no volverás a tener otra oportunidad en tu vida". Así es que tomé una firme decisión y partí. La situación en casa no estaba dada para mi partida, sin embargo todo lo que ocurrió fue únicamente por el deseo de Guru- vaishnavas y Bhagavan, y siento que en realidad fue una bendición para todos".

Luego, mientras volvía a casa, pensé una y otra vez, "Oh, Srila Gurudeva está sirviendo a Bhagavan en semejante asociación esotérica. Ha dedicado su vida a seguir los pasos de Guru y vaishnavas. En realidad, su vida es un éxito". Sentí mucho orgullo de ser su hermano menor.
Srila Gurudeva junto a los más íntimos asociados y discípulos de Srila Prabhupad Bhaktisiddhanta Sarasvati Thakur


Instruyendo Sobre el Servicio a los Devotos

Luego de algún tiempo, Srila Gurudeva llegó a Tiwaripur acompañado por cuatro brahmacharis. Siguiendo una programción que había realizado con antelación, Srila Gurudeva dirigió programas de hari-katha y kirtan durante tres días. Antes de llegar, Srila Gurudeva nos informó su deseo de no dormir en casa, sino en otro lugar, así que arreglamos su estadía en un lugar próximo a la escuela. Srila Gurudeva nos recordó una y otra vez, "No piensen que estos brahmacharis son personas ordinarias. Incluso los semidioses desean servirlos. Por favor hagan los mejores arreglos para acomodarlos, darles prasada y donaciones. En realidad deben intentar adoptar en sus vidas cualquier instrucción pertienente que escuchen de ellos durante su hari-katha". Luego de tres días, Srila Gurudeva partió para Mathura.

Cuando sea que los devotos pasaban por Buxar desde Navadvip hacia Mathura o viceversa, Srila Gurudeva nos informaba en una carta diciendo, "En tal fecha exacta muchos devotos pasarán por allí, prepárenles arroz, dal, kachori, khir, etc., y llevenles las preparaciones". Así, durante los veranos especialmente, intentábamos servir a los devotos por instrucción de Srila Gurudeva. Por realizar este servicio, gradualmente empezamos a desarrollar afecto por Srila Gurudeva y otros devotos, en realidad un profundo deseo de vivir la vida de un vaishnava se despertó en nuestros corazones.
 
Cumpliendo Su Promesa a Nuestro Padre

Durante el verano de 1975, nuestro padre se enfermó y era obvio que no permanecería con nosotros por mucho tiempo más. Srila Gurudeva había prometido a nuestro padre que permanecería a su lado durante sus últimos momentos, así es que enviamos una carta a Srila Gurudeva informándole sobre la condición de nuestro padre, sin embargo, no obtuvimos respuesta. Luego le enviamos un telegrama y así Srila Gurudeva llegó al pueblo inmediatamente junto a dos brahmacharis. En esa oportunidad también permaneció fuera de la casa y se quedó por tres días. 

Todo el pueblo vino a tomar su darshan y la atmósfera se volvió completamente espiritual con kirtans en la mañana y al anochecer. También habló el Bhagavad Gita a nuestro padre, y le aconsejó, "Canta harinam. Si no puede pronunciarlo fuertemente, continúe cantando los nombres del Señor Ram en su mente. Externamente parecería que no te he servido, pero en realidad, desde un punto de vista espiritual si lo he hecho. Si he realizado siquiera algo de bhakti, entonces no tendrá que nacer de nuevo".
Srila Gurudeva junto al grupo sankirtaneros
 
Durante el tercer día, Srila Gurudeva deseó marcharse, y todo el pueblo caminó junto a él. Cuando ya estaban llegando a las fronteras del pueblo, Srila Gurudeva pidió a todos que volvieran a sus casas. Cuando volvimos a la carretera... ¡vimos a un grupo de cientos de personas que estaban esperando por nosotros también! De esta forma partió hacia Mathura mientras continuaba insturyéndonos sin parar sobre el bhakti. Esa misma noche, nuestro padre abandonó su cuerpo. Srila Gurudeva ya había dejado claras instrucciones sobre cómo actuar en ese momento. Dijo, "Realicen estos ritos funerarios, y yo haré mi parte, me aseguraré de que nuestro padre obtenga el máximo destino espiritual".

Imparcialidad e Incondicional Apego Por Observar la Etiquta Vaishnava

En una oportunidad, mi otro hermano y yo fuimos a implorar por recibir diksha de Srila Gurudeva. Él nos explicó, "Escuchen, yo no doy iniciaciones diksha. Mi Gurudeva y otros vaishnavas mayores han otorgado esa responsabilidad a Srila Bhaktivedanta Vaman Maharaja. Así es que deben ir con él y suplicar por diksha". Luego Srila Gurudeva nos dió muchas otras instrucciones sobre los deberes del discípulo iniciado y nos ofreció una extensa y detallada explicación sobre la relación entre guru y discípulo.

Cuando recibimos la enorme fortuna de tomar darshan de Srila Bhaktivedanta Vaman Maharaja, le expresamos nuestro deseo de aceptar diksha de él. Pero él se negó a iniciarnos, diciendo, "Desde el mismo momento de su nacimiento Bhagavan les ha entregado una relación como hermanos menores de Srila Bhaktivedanta Narayan Maharaja; por eso únicamente deben aceptar diksha de él". Esta controversia continuó durante muchos años; finalmente Srila Gurudeva me dió harinam apenas siete u ocho años atrás y me instruyó que cante harinam de manera continua.

Tuve la gran fortuna de tomar darshan de Srila Gurudeva en Delhi y en Govardhan justo antes de su partida de este mundo mortal. Externamente Srila Gurdueva ya no está presente ante nuestros ojos. Tan solo tengo una súplica ante los pies de loto de Srila Gurudeva, que pueda yo tener la oportunidad de asociarme con él vida tras vida.





Traducción del hindi al inglés:  Sriman Akhilesh das
Traducción al español: Hari Rasa das
Corrección: Radha Raman das
Bhagavat Patrika, Año 8, Edición 11 - 12, 2012.
 

Fuente: www.purebhakti.com/teachers/bhakti-discourses-mainmenu-61/57-discourses-2010/1352-some-remembrances-of-srila-gurudeva%E2%80%99s-ideal-life.html
Las fotografías no ilustran necesariamente los episodios narrados

ARTÍCULOS

.

Contáctenos!:

Contáctenos!: