हारे कृष्ण हारे कृष्ण कृष्ण कृष्ण हारे हारे हारे राम हारे राम राम राम हारे हारे
POR FAVOR cite siempre las fuentes y enlace la dirección completa en caso de copiar los contenidos.
¿No comprende algún término utilizado en los artículos? Visite y consulte www.glosariosanscrito.blogspot.com

Loading

18 ene. 2017

"La personificación del Seva" Glorificación de Sripad BV Vana Maharaja a su hermano espiritual Sripad Premananda Prabhuji

Sripad BV Vana Maharaja y Premananda Prabhuji haciendo un gurupuja a Srila Gurudeva

Todos se sienten atraídos al ver su servicio (refiriéndose a Sripad Premananda Prabhuji). Incluso, cuando un nuevo brahmachari llega, él masajea sus pies y lo alimenta. Si algún brahmachari sobraba un poco de su prasadam en su plato,
él honraba ese sobrante. Yo he visto ese comportamiento divino en él. Grande, pequeño, o cualquier tipo de brahmacari que uno fuera, si alguien dejaba algo en su plato, él lo tomaba diciendo, “Oh, esto es mahaprasad.” Nosotros le decíamos, “Prabhuji ¿qué está haciendo?” Él respondía, “Esto es Mahaprasad. Para ustedes quizás esté contaminado, pero son los remanentes de Bhagavan”. Esa es su verdadera gloria.
Yo lo vi. Incluso cuando venían grihastas (devotos casados), él servía a los pies de ellos. Entonces ¿Cómo puedes atraer a alguien? A través de seva. En verdad, él es la personificación del seva. Yo lo he visto con mis propios ojos. Él tiene un inmenso amor por todos, qué puedo decir.
Recuerdo una vez en que su salud no estaba bien. Gurudev (Srila Yuga-acharya Bhaktivedanta Narayan Gosvami Maharaja) le dijo una y otra vez, ‘vaya a Jagannath Puri y vea a un médico’. Él no fue. Yo lo vi, de su nariz salía sangre, pero aun así continuó con su servicio. Algunas cosas que he podido ver cuando estábamos juntos es que dormía muy poco. Incluso hasta ahora, duerme muy poco. De veinticuatro horas, nunca lo veo dormir más de tres horas. Las otras veintiún horas se ocupa en hacer servicio. Nunca noté pereza en él. Veintiún horas ocupado en el servicio. Ocupado en esto, ocupado en aquello. Y si no había nada por hacer, entonces barría. Si todavía no había nada que hacer, entonces limpiaba los baños. Él se encontraba absorto en servicio, pero también cantaba los Santos Nombres. Cualquier momento que tuviera, él cantaba. Seva y harinam. Esa es la gloria que vi en él.
Nuestro singhaniya (negociante solvente) solía venir. En aquellos días nuestro Kesavji Gaudiya Math era muy pobre, no había nada de dinero. A cualquier singhaniya que viniera para darnos mantas o cualquier otra cosa, él le preparaba puris y un subji de papas con tomate y ajíes, de primera clase, sin embargo él nunca tomaba esos alimentos especiales. Era un math muy pobre ¿De dónde íbamos a conseguir puris? ¿Cómo íbamos a pagar el aceite? Pero para el invitado, hacía puris
En la tarde, durante 1 o 2 horas, él masajeaba los pies del singhaniya después de que regresaban del Giriraj parikrama. Yo mismo lo vi. Él traía agua caliente y le masajeaba los pies. Hacía mucho servicio. También hacía muy buenas preparaciones. Nunca podíamos lograr algo como lo que él hacía. Un simple roti seco y subji de ají. Pero él decía que al servir a estas personas obtendríamos anukulya para el servicio a Gurudev.
¿Entienden qué es anukulya? Significa que si algo de dinero llegaba, podríamos usarlo para el servicio al Math. Yo de verdad lo vi. Singhaniya era un hombre de negocios en ese momento. A cualquier lugar que iba, siempre dejaba 200 o 300 rupias. 200 o 300 rupias de ese entonces son algo así como 5000 o 6000 rupias de hoy, o incluso más. Y con ese dinero servía a los vaisnavas.
Yo una vez le dije, “Prabhu, pero al servir a un visayi o a personas materialistas ¿qué beneficio puede haber en eso? En ese momento el singhaniya no había tomado diksha de nadie, y él solía venir con toda su familia, de unas ocho o diez personas, y se alojaba en la habitación opuesta a la de Gurudev. Entonces pregunté ¿Qué beneficio se obtiene al servirles? Prabhuji dijo que al prestar servicio a los visayi, se obtiene visay, o al servir a personas materialistas se obtiene cosas materiales, y podemos usar esas cosas al servicio de Gurudev. Lo que buscamos es el fruto del servicio. Eso fue lo que yo vi en él. Él incluso prestaba servicio a personas materialistas, y ya podemos ver el fruto de ese servicio. Ese es el motivo de por qué el singhaniya se sintió atraído hacia Gurudev. Una vez él llegó con 30.000 rupias para Gurudev, para ocuparlas en su servicio. 30.000 rupias de ese entonces equivalen a unas 300.000 rupias de hoy. Gurudev dijo que no necesitaba ese dinero para su propio servicio, pero que en Navadvip era necesario construir una Casa de Huéspedes para los devotos. ‘Lo usaré ahí’, dijo.
Gurudev fue volando y llegó al lugar, e inmediatamente hizo los arreglos para la construcción del Hostal, la cual todavía se puede ver en el Devananda Gaudiya Math. Si Gurudev hubiera querido también podría haber usado ese dinero en el Math de Mathura. Pero Gurudev dijo ‘No, se debe construir una hospedería en el lugar de mi Gurudev’, y construyó el lugar. En verdad, ese es el fruto del servicio de Premananda Prabhu. Si Premananda Prabhu no hubiera servido a singhaniya, no habría donado todo ese dinero a Gurudev, lo habría donado a otro Math. Él (singhaniya) solía ir de Math en Matha, sirviendo un poco en cada lugar, regalando mantas, etc. Así que, en verdad esa Casa de Huéspedes que el Devananda Gaudiya Math tiene, se obtuvo gracias al esfuerzo de Premananda Prabhu. Debido a que él prestó servicio al singhaniya, y el singhaniya quedó complacido y facilitó el servicio.
No existe un vaisnava a quien Premananda Prabhu no haya servido. Desde pequeños hasta grandes brahmacharis, e incluso grandes sanyasis como Srila Bhakti Vaibhav Puri Goswami Maharaja solían venir. Él masajeaba sus pies, y por la noche les ofrecía deliciosas preparaciones. Y no solo eso, sino que también les daba una daksina, o donación, cuando ellos se iban. Yo lo vi, él decía, “Maharaja, usted va a necesitar esto para los gastos de sus viajes y algunas otras cosas”. Y todos ellos le daban sus bendiciones. Srila Janardan Goswami Maharaja, Srila Bhaktivedanta Trivikrama Goswami Maharaja, y a todos los vaishnavas que venían, él les servía, los alimentaba, y cuando ellos partían él les daba una donación. Entonces ¿Por qué todos lo respetaban? Debido a su servicio. Gracias a su servicio él los cautivaba a todos.
También lo vi levantarse a las tres de la mañana, tomar una ducha y salir al parikram de Giriraj Govardhan. Una vez que terminaba volvía a las siete de la mañana para hacer el desayuno para todos, yo lo vi. Cuando Volvíamos del parikram, llegábamos cansadosy nos íbamos a dormir, pero él se levantaba a las tres de la mañana, tomaba una ducha y a las cuatro de la mañana salía al parikram. El repartidor de periódicos lo pasaba a buscar y se iban en una camioneta hacia Góvardhan, allí hacia párikram y como a las siete o siete y media estaba de vuelta. A las ocho u ocho y media el desayuno estaba listo. A las doce el volvía a la cocina nuevamente y también iba al mercado.

Al comienzo existía mucho amor entre nosotros dos. Solíamos ir al mercado juntos, cuando yo era un recién llegado. Una vez le di 20.000 rupias que había colectado para comprar arroz. Entonces Gurudev me preguntó dónde estaba mi dinero, y le dije que se lo había dado a Premananda Prabhu. Entonces Gurudev castigó a Premananda Prabhu, y le dijo, 'Por qué tomaste el dinero de Subal Sakha. Si necesitabas dinero me lo hubieras pedido a mí.' Después de eso Premananda Prabhu me dijo, '¿Por qué le dijiste a Gurudev?' Yo le dije, ‘Bueno, Gurudev me preguntó, así que le dije que se lo había dado a Premananda Prabhu, para comprar arroz.' Desde ese día que él está un poco molesto conmigo. De todas maneras, antes de eso había mucho amor y afecto entre nosotros.
Solíamos ir al mercado juntos. En ese momento, Kunja Bihari Prabhu era el administrador del templo. Del dinero que se obtenía en la casa de huéspedes, él nos daba tres rupias en la tarde y dos rupias más en la noche, cinco rupias en total era lo que nos daba al día para hacer las compras para todo el Math. Recibíamos tres rupias durante el día, para comprar aceite, especias, y vegetales. Ustedes no se lo imaginan; y después nos daban dos rupias más, para la noche. No era como que tuviéramos miles de litros de aceite. En la mañana comprábamos 50 gramos de aceite, y en la noche comprábamos 50 gramos más en el negocio que tenía nuestro Baladev Prabhu, bajando las escaleras. Entonces, Premananda Prabhu y yo solíamos ir juntos, con un bolso colgando de nuestros hombros. Así era la naturaleza de Premananda Prabhu. Él le daba mucho afecto a cualquier muchacho nuevo que se uniera al Math. Aquellos que ya tenían más tiempo quedaban un poco de lado, dando toda su atención a los muchachos nuevos, abrazándolos y cautivando su corazón. Así que, como yo era nuevo entonces solía acompañarlo.
Una vez, durante el invierno, entre diciembre y enero, durante la temporada de repollos, salimos. ¿Cuántas cosas se pueden comprar con tres rupias? El aceite y las especias se compraban con 1 rupia. Todavía nos quedaban dos rupias, y con eso debíamos comprar todos los vegetales. Recogíamos las papas pequeñas que la gente solía botar, juntando hasta 2 o 3 kilos. Esa vez también había un repollo que tenía una mitad en buen estado y la otra mitad podrida. Era muy grande, de unos 3 o 4 kilos, y él vendedor la había botado. Premamanda Prabhu la tomó y me dijo que la guardara. Así que la dejé a mi lado, mientras seguía recogiendo papas. En ese momento una vaca llegó, tomó el repollo y se lo llevó. Él me castigó, y yo le dije que no sabía que venía una vaca desde atrás. Así que Premananda Prabhu fue donde la vaca y empezó a tirar el repollo desde su boca para quitárselo. Lo logró, y volvió a donde estaba yo y me castigó diciendo, 'Te dije que cuidaras de este repollo, pero una vaca vino y se lo llevó. De todas maneras, no hay problema, ya que lo traje de vuelta.' Pero yo estaba muy sorprendido de ver lo que acababa de pasar. Recuerdo que en mi casa yo tenía muchos repollos, y solíamos tirar muchos a la basura. Mi casa estaba en Midnapur, y en nuestro campo habían muchos repollos, y otras cosas más. Por eso no le presté mucha atención a ese repollo medio podrido, y mucho menos a un repollo que había sido tomado de la boca de una vaca. Le dije a Premananda Prabhu, ‘¿Por qué se lo sacaste de la boca a la vaca?’ Él dijo, ‘Mira, se servirán a tres personas con esto’. También recitó un sloka:

namo brahmanya devaya go brahmanya hitaya ca 
jagat hitaya krsnaya govindaya namo namah. 

La mitad podrida se podía cortar y dársela a la vaca. Así se hacía servicio a la vaca, y la otra mitad iría a nuestro Math, en donde están Gurudev, que es un brahmán, y también Krsna Bhagavan. En ese momento yo no sabía ningún sloka, así que él lo estaba explicando para mí.
¿Por qué estoy diciendo esto? Porque el fruto de su servicio no fue en vano. A todas las personas que se encuentran atraídas hacia él, cualquiera sea el motivo, él les ha prestado servicio, y el fruto de su servicio nunca será en vano.
El cantaba nam y hacía seva. Él no se sentaba en frente de Gurudev durante la clase, pero donde sea que se encontrara él estaba escuchando. Yo les voy a decir por qué no se sentaba en frente de Gurudev. En ese entonces la regla era que Gurudev nos daba versos del Gita y otras escrituras, para que los memorizáramos. Él siempre se sentaba atrás, y nosotros, como éramos nuevos, nos sentábamos adelante. Una vez Gurudev le preguntó por un verso y él no fue capaz de recitarlo completo. Gurudev lo castigó. Gurudev es Gurudev, Srila Narayan Gosvami Maharaj. Por fuera parecía muy duro, pero su corazón era muy suave. Entonces Gurudev lo castigo diciendo: ‘Vienes de estudiar muchas cosas y no eres capaz de recitar este sloka’. Desde ese momento nunca más lo vi sentarse frente a Gurudev. Una vez Prabhuji dio un katha que no se encontraba en las sastras. Gurudev lo castigó diciéndole que si no se encontraba en las sastras, entonces era ‘Premananda sastra’. Sin embargo, él siempre escuchaba las clases de Gurudev.
Gurudev siempre lo llamaba, para que viniera y se sentara en la clase, pero él inventaba todo tipo de excusas diciendo que estaba ocupado en algún servicio. Pero desde arriba él escuchaba a Gurudev. Muchas personas dicen que él no escuchaba las clases de Gurudev. Esto no es verdad. Él se sentaba en un lugar retirado, y desde ahí escuchaba a Gurudev. Como por ejemplo en el techo, donde también había un parlante, él se sentaba a escuchar. Usted podrá preguntarse cómo se eso. En la época calurosa de verano, solíamos ir al techo durante la noche para cantar, y él nos preguntaba acerca de qué había dicho Gurudev en clases. Yo le preguntaba primero, debido a que yo pensaba que él no había estado ahí. Sin embargo, él me lo decía todo. A partir de ese momento me quedó claro que él si escuchaba las clases. Él nunca deshonró a Gurudev.
Él tenía mucho amor y afecto por Gurudev. No hay un solo vaisnava al cual él no haya servido. Gurudev Srila Vaman Gosvami Maharaja solía venir. Él solía servirle, y también darle una donación cuando se iba. Srila Vaman Gosvami Maharaja decía, ‘No, no. No me den dinero’. Aun así, Premananda Prabhu se lo dejaba en el bolsillo. Después de eso Srila Vaman Gosvami Maharaja solía tomar el dinero y dárselo a su sirviente para que lo dejara en la caja de donaciones. Yo vi como él servía a todos los vaisnavas que llegaban, en cuerpo, mente, riqueza y palabras.
El fruto de su servicio no se perderá. Incluso aun hoy veo que él sigue prestando servicio. Él tiene unos cinco o seis años más que yo, así que él debe tener aproximadamente sesenta y cinco años, y aun así sigue sirviendo. Ese es el por qué todos se sienten atraídos a él. A cualquier persona que vaya, él le dará mucho amor y afecto. Si usted va para allá, él le abrazará. Y al ver todo el servicio que él se encuentra haciendo, todos le dan muchas donaciones. Él derrite el corazón de todos con su seva. Su seva es prominente





Fuente: https://www.facebook.com/bhaktiyoga/videos/10154437504584580/
http://www.jaygurudev.tk/
Traducción al inglés:Ramananda das 
Traducción al español: Padmanabha das
Edición  para RadharaniKiJay: Hari-ras das

ARTÍCULOS

.

Contáctenos!:

Contáctenos!: