हारे कृष्ण हारे कृष्ण कृष्ण कृष्ण हारे हारे हारे राम हारे राम राम राम हारे हारे
POR FAVOR cite siempre las fuentes y enlace la dirección completa en caso de copiar los contenidos.
¿No comprende algún término utilizado en los artículos? Visite y consulte www.glosariosanscrito.blogspot.com

5 jun. 2013

6º Capítulo del libro "Srila Gurudeva El Tesoro Supremo Vol. II": La relación con Srila Bhaktivedanta Swami Maharaja







La relación con Śrīla Bhaktivedānta
Svāmī Mahārāja


En el primer volumen, escribí algunos detalles sobre mi maestro espiritual, Śrīla Bhaktivedānta Vāmana Gosvāmī Mahārāja, y uno de mis śikṣā-gurus, Śrīla Bhaktivedānta Trivikrama Gosvāmī Mahārāja. Muchas veces Gurudeva Śrīla Bhaktivedānta Nārāyaṇa Gosvāmī Mahārāja solía comentar que, debido a su profunda intimidad, ellos tres eran tenían cuerpos distintos pero una misma alma. Del mismo modo, había una gran intimidad entre Śrīla Gurudeva y mi abuelo espiritual, Śrīla Bhaktivedānta Svāmī Mahārāja, la cual era evidente en las cartas entre ambos. Para mostrar la intimidad entre ellos, estoy presentando a los lectores algo acerca de Śrīla Svāmī Mahārāja. En el primer volumen, ya he narrado como antes de su iniciación, Śrī Gaura Nārāyaṇa (Śrīla Gurudeva) había conocido y se había asociado con Śrīla Bhaktivedānta Svāmī Mahārāja varias veces. Para entonces, el nombre de Śrīla Bhaktivedānta Svāmī Mahārāja era Abhaya Caraṇāravinda Prabhu. Abhaya Prabhu sentía un gran afecto por su hermano espiritual, Śrīla Bhakti Prajñāna Keśava Gosvāmī Mahārāja.

En 1942, la Gauḍīya Vedānta Samīti fue establecida sobre Bosa Parha Lane, en Kolkata (Calcuta), por Śrīla Bhakti Prajñāna Keśava Gosvāmī Mahārāja. Śrī Śrīmad Bhaktivedānta Vāmana Gosvāmī Mahārāja (en ese momento, Sajjana-sevaka Brahmacārī) y Śrī Śrīmad Bhaktivedānta Svāmī Mahārāja (Abhaya Caraṇāravinda Prabhu) llevaron a cabo las actividades ceremoniales durante la inauguración de la Gauḍīya Vedānta Samīti, y, a partir de ese momento, se volvieron los cofundadores. Tal como Śrīla Bhaktivedānta Svāmī Mahārāja le escribiera a Śrīla Bhaktivedānta Trivikrama Gosvāmī Mahārāja en 1968 en su lengua bengalí natal, “Tengo una conexión muy cercana con la Śrī Gauḍīya Vedānta Samīti. Tú y particularmente Śrīpāda Vāmana Mahārāja saben bien que soy una de las tres personas que fundaron la Śrī Gauḍīya Vedānta Samīti…”

Śrīla Bhaktivedānta Svāmī Mahārāja tomó iniciación sannyāsa de Parama-gurudeva Śrīla Bhakti Prajñāna Keśava Gosvāmī Mahārāja en 1959 en el Keśavajī Gauḍīya Māṭha en Mathurā. Posteriormente, él partió hacia América y, en Nueva York estableció la Sociedad Internacional para la Conciencia de Kṛṣṇa.

En Octubre de 1968, cuando Śrīla Bhaktivedānta Svāmī Mahārāja se enteró que Śrīla Bhakti Prajñāna Keśava Gosvāmī Mahārāja había desaparecido de este mundo y entrado en nitya-līlā, les dijo a todos sus discípulos reunidos en Seattle, Washington: 
“Me siento muy endeudado con mi hermano espiritual y sannyāsa-guru porque cumplió el deseo de mi maestro espiritual y me obligó a aceptar la orden de sannyāsa. Este hermano espiritual, Su Santidad Śrīla Bhakti Prajñāna Keśava Gosvāmī Mahārāja, no está más entre nosotros. Él ha entrado en la morada de Kṛṣṇa… En mi niñez, cuando me enfermaba, yo era muy obstinado. Yo no quería tomar ninguna medicina, pero mi madre me la metía por la fuerza en la boca… Similarmente, yo no quería aceptar esta orden de sannyāsa, pero este hermano me forzó.

‘Tú debes’. Apāyayan mam… Sin embargo, los Vaiṣṇavas y el maestro espiritual nos dan la medicina por la fuerza. Así, mi hermano espiritual Śrīla Bhakti Prajñāna Keśava Gosvāmī Mahārāja es kṛpāmbudhi. Él me hizo este favor porque era un océano de misericordia. Por lo tanto, ofrecemos nuestras reverencias a los Vaiṣṇavas porque son kṛpāmbudhi… Los Vaiṣṇavas, los representantes del Señor, son muy bondadosos. Ellos traen el océano de la misericordia para distribuirlo entre la humanidad sufriente. Kṛpāmbudhir yas tam āhaṁ prapadye. Así, estoy ofreciendo mis respetuosas reverencias a Su Santidad, pues él me obligó a adoptar la orden de sannyāsa. Él ya no está en este mundo. Él ha entrado en la morada de Kṛṣṇa. Por lo tanto, estoy ofreciendo mis respetuosas reverencias junto con todos mis discípulos… En ese día cuando tomé sannyāsa, había una recepción, y yo hablé en inglés”.

El día siguiente, 22 de Octubre, Śrīla Bhaktivedānta Svāmī Mahārāja escribió una larga carta de condolencia a Śrīpāda Trivikrama Mahārāja en Mathurā en la que, en su postdata, volvía a expresar que quería que se pusiera un cuadro de tamaño natural de Bhakti Prajñāna Keśava Mahārāja junto con uno de Śrīla Bhaktisiddhānta Prabhupāda en sus centros principales, “particularmente en Nueva York, Hollywood, Londres, etc”. Ciertamente este deseo del mahā-bhāgavata de tener cuadros de tamaño real de sus dīkṣā y sannyāsa gurus en sus centros prominentes debería crear un deber en la mente de sus devotos.


Los tontos no saben cómo honrar a los Vaiṣṇavas

Aunque todos los líderes prominentes de ISKCON eran bien conscientes de la relación cercana entre Śrīla Gurudeva y Śrīla Bhaktivedānta Svāmī Mahārāja, cuando Śrīla Gurudeva visitaba ciertos templos, muchos líderes no le daban el debido respeto e inclusive algunos lo blasfemaban. De acuerdo con la etiqueta Vaiṣṇava, cuando se presenta un Vaiṣṇava elevado, debe ofrecérsele, como mínimo, un asiento, un vaso de agua y una guirnalda para honrarlo.
La conexión íntima y el mismo propósito que unía a ambos maestros eran evidentes. Sin embargo, durante su visita al templo de ISKCON en Los Ángeles, a pesar de que los discípulos de Śrīla Bhaktivedānta Svāmī Mahārāja estaban presentes, Śrīla Gurudeva no fue recibido apropiadamente; ni siguiera se le ofreció un asiento. En cualquier otra parte, Śrīla Gurudeva era tratado honorablemente y con dignidad, pero la falta de respeto de la que fue objeto fue totalmente obvia y ofensiva. Nos volvimos inmediatamente del templo de ISKCON, y Śrīla Gurudeva dijo, “Si mi śikṣā-guru (Śrīla Bhaktivedānta Svāmī Mahārāja) estuviera físicamente presente hoy, muy probablemente habría dicho: ‘Los tontos no saben cómo honrar a los Vaiṣṇavas.’” Śrīla Gurudeva estuvo sujeto a tales maltratos por parte de ciertos discípulos de Śrīla Bhaktivedānta Svāmī Mahārāja, pero siempre se mantuvo muy tolerante y humilde.

Treinta años atrás, el 15 de Diciembre de 1966, Śrīla A. C. Bhaktivedānta Svāmī Mahārāja le había escrito:

“Me enteré que mi discípulo Candraśekhara de Delhi te escribió una carta. Él me envió una copia de tu respuesta. En esa carta pude ver que el tonto de Candraśekhara te blasfemó. Los tontos no saben cómo honrar a los Vaiṣṇavas. Por tu grandeza, por favor, discúlpalo. Yo no le he instruido hacer tal cosa. Simplemente le dije que te visitara. De cualquier modo, por favor, perdona esta aparādha. Candraśekhara es un buen hombre, pero por su estupidez usó malas palabras hacia ti. Por favor, por tus buenas cualidades, perdónalo a él y a mí”.



Compasión en Los Ángeles

A pesar de este frío trato en el Templo de Los Ángeles, Śrīla Gurudeva, por su compasión, volvió a visitarlo otro año. Sabiendo que quienquiera que viese u oyese a Śrīla Gurudeva se sentiría atraído inmediatamente, los líderes debieron haberles dicho a los devotos del templo que se mantuviesen alejados de él, pues casi nadie se presentó cuando llegamos. En ese momento, un líder prominente de ISKCON estaba dando una clase en el templo a muy pocos devotos. Al vernos, todos permanecieron sentados. Aunque Śrīla Gurudeva era mayor que cualquiera de los allí presentes, ninguno le ofreció praṇāma. Ni siquiera lo saludaron, ni le ofrecieron un asiento o una guirnalda. Śrīla Gurudeva ofreció respetuosamente su praṇāma a Śrīla Bhaktivedānta Svāmī Mahārāja y a las Deidades, y se marchó silenciosamente.

Upananda Prabhu era el copropietario de Govinda’s Bliss Bars (la “bienaventuranza de Govinda”), un bar de alimentos saludables muy popular en los Estados Unidos para entonces. Upananda Prabhu (conocido en la actualidad como Śrīpāda Bhaktivedānta Avadhūta Mahārāja) hizo los arreglos para el hospedaje en un hotel y programó una serie de clases en diferentes sitios en Los Ángeles para dale a la gente la oportunidad de conocer a Śrīla Gurudeva y oír su dulce hari-kathā. Los Vaiṣṇavas elevados y auto-realizados hablan sobre los maravillosos pasatiempos de Kṛṣṇa de una manera tan hermosa que hacen que otros se atraigan a Kṛṣṇa. Tales devotos puros no tienen motivos ulteriores cuando hablan hari-kathā. Uno tan solo debe sentarse y oír el néctar que fluye desde sus bocas.

Nuestra próxima parada fue Washington D. C. Teníamos un pasaje aéreo para salir del aeropuerto de Los Ángeles a las 08:10 AM, pero por algún motivo el secretario de Śrīla Gurudeva, Vrajanātha Prabhu, pensó que el vuelo era a las 10:08 AM. Esa mañana muy temprano, recibimos la visita de dos de los líderes prominentes del templo de ISKCON en nuestro cuarto en el hotel.

“Mahārāja, lo llevaremos a nuestro templo para que  usted pueda tomar darśana y luego lo llevaremos hasta el aeropuerto en hora para su vuelo”, dijeron ellos.

“¿Por qué tan temprano”, pregunté.

“Porque el vuelo sale temprano…”, contestaron.

Vrajanātha Prabhu se dio cuenta entonces que, efectivamente, el vuelo salía temprano, por lo que nos apresuramos a empacar nuestras cosas. Todavía estaba oscuro afuera. Śrīla Gurudeva estaba listo para salir con ellos, pero tratamos de detenerlo, “Por favor, no debería ir con ellos. Mejor venga con nosotros”.

“No. Ellos son Vaiṣṇavas”, respondió Śrīla Gurudeva inocentemente. “Ellos vinieron a buscarme. Debo ir. Tomaré  darśana y luego ellos me llevarán al aeropuerto”. Su voz sonó conforme como de costumbre.

Si bien estos dos líderes —un sannyāsī y un jefe de familia— se habían comportado mal con Śrīla Gurudeva dos años atrás, ahora, habían venido de improviso, y Śrīla Gurudeva estaba dispuesto a ir con ellos a tomar darśana de las Deidades y que ellos después lo llevasen al aeropuerto. Ambos insistían enfáticamente que Śrīla Gurudeva fuese solo; ni siquiera querían que yo fuese con ellos. Además, yo me estaban preguntado cómo era que ellos estaban al tanto del horario de nuestro vuelo. Estas eran las mismas personas que por años habían ofendido públicamente a Śrīla Gurudeva, y este cambio repentino en su actitud era indudablemente sospechoso. Todos estábamos muy preocupados y no sabíamos qué hacer; estábamos en un dilema.

Vrajanātha Prabhu, Puṇḍarīka Prabhu y yo discutimos en privado si debíamos o no dejar que Śrīla Gurudeva se fuese solo con ellos. Vrajanātha Prabhu sugirió que hablara con Śrīla Gurudeva en bengalí de manera que nadie más pudiese entender. Así, me dirigí a Śrīla Gurudeva: “Cuando usted fue a su templo, ¿cómo lo trataron? Ni siquiera temieron cometer vaiṣṇava-aparādha. Usted no les importó para nada. Incluso, cuando una persona ordinaria visita sus templos, ellos le preguntan, ‘¿Quién es usted? ¿De dónde viene? Por favor, tome asiento…’ Sin embargo, ellos no le dieron este trato. Desde 1996, ellos han estado tratando de arruinar sin éxito sus programas. Por lo tanto, estamos muy preocupados por que ellos quieran causarle algún daño permanente. Es probable que no volvamos a verlo si usted decide ir con ellos. ¿Qué va a ser de nosotros? No queremos que vaya. Tengo miedo por lo que ellos puedan hacerle. Ellos insisten que usted vaya solo… ¿Por qué? Dicen que no es necesario que Vrajanātha, Puṇḍarīka o yo vayamos. ¿Por qué insisten una y otra vez que usted vaya solo? Debe tratarse de una conspiración. Esto no me gusta… Suponga que se lo llevan y le hacen algún daño. ¿Qué va a hacer usted? Por favor, reconsidérelo y decida qué sería lo mejor. Además, ante cualquier eventualidad, incluso si perdemos nuestro vuelo, no vamos a dejarlo ir solo…”

Entonces, Śrīla Gurudeva me respondió en bengalí: “Sí. Tal como ustedes dicen, es mejor no ir solo”. Śrīla Gurudeva, permaneció en silencio por unos segundos y les dijo a los líderes: “No iré solo. Puedo ir solamente si Navīna Kṛṣṇa Brahmacārī y Vrajanātha vienen también. Sin ellos, no iré a ninguna parte”. ¡Nos sentimos tan aliviados al oír esto!

Tiempo después, uno de los líderes favorables de ISKCON les confió a Bhāgavata Prabhu (actualmente Śrīpāda Bhāgavata Mahārāja) y a otros lo que estos líderes comentaron sobre el incidente, “Navīna Kṛṣṇa es un gran político. Śrīla Nārāyaṇa Mahārāja estaba listo para venir con nosotros, pero después de lo que habló con él en bengalí, se rehusó a venir sin ellos”. Bhāgavata Prabhu y otros devotos me contaron esto cuando volvimos el año siguiente.







 Traducción al español: Amrtananda das

Publicado con la autorización expresa de 

Sripad Bhaktivedanta Madhava Maharaja


ARTÍCULOS

.

Contáctenos!:

Contáctenos!: