हारे कृष्ण हारे कृष्ण कृष्ण कृष्ण हारे हारे हारे राम हारे राम राम राम हारे हारे
POR FAVOR cite siempre las fuentes y enlace la dirección completa en caso de copiar los contenidos.
¿No comprende algún término utilizado en los artículos? Visite y consulte www.glosariosanscrito.blogspot.com

Loading

2 nov. 2012

Imlitala y las oraciones de una Vaishnavi (Por Swami Bhaktivedanta Bhagavat)

Deseo narrarles una dulce e inspiradora historia sobre Imlitala, y el poder de las oraciones, y cómo es que Krishna en realidad escucha nuestras oraciones. Srila Prabhupad (Srila Bhaktivedanta Swami Prabhupad) tuvo una hermana llamada Bhavatarini a quién solíamos llamar Pishima, el nombre con el que se llama a la tía paterna en el idioma bengalí. 



Pishima estaba anteriormente casada con un hombre muy problemático y de mal carácter, sin embargo ella era el emblema de la tolerancia y la humildad y aceptó a su marido como si fuese su propio karma y continuó orando al Señor Krishna con amor y devoción. Pishima tuvo dos hijos. Uno se llamaba Chandra Babu, él fue ateo y se unioó al partido comunista, también fue un hombre de negocios que acumuló mucha riqueza. Cuando el marido de Pishima murió, ella se fue a vivir a Vrindavan al Imlitala, el ashram de su Guru (Srila Bhakti Saranga Gosvami Maharaja). 
Todos los días Pishima subía las gradas que conducen al templo para realizar oraciones diarias sus servicios. En ese entonces, las gradas que conducen al templo, estaban en muy mala condición, y era muy difícil subir por ellas. En ese entonces, su Guru no tenía los recursos económicos para hacer arreglos a las gradas; así es que Pishima oraba todos los días a la Deidad. Ella decía a la deidad, que tenía un hijo de nombre Chandra quien tenía mucho dinero, y que él podía arreglar las gradas a pesar de ser ateo. Pishima oró y pidió al Señor diciendo que si el Señor mismo le pida a su hijo personalmente arreglar las gradas, y tal vez así sentiría la inspiración para ayudar a reparar las gradas.
Chandra Babu mismo nos cuenta la historia de cómo una noche, la deidad vino a él en un sueño; Chandra Babu era tan ateo que cuando la deidad se presentó en su sueño, él le dijo, "¿Por qué viene a mí si yo ni siquiera creo en Usted?". La deidad del Señor Krishna sonrió y le respondió,"¿Qué puedo yo hacer? Es tu madre la que me ora todos los días para que te pida que arregles las gradas desniveladas y rotas que dirigen al templo. Por ese motivo vengo a pedirte que por favor las arregles." Chandra Babu quedó indignado y le dijo, "No repararé tus gradas, si yo ni creo en tí, por qué habría de arreglarlas". Entonces el Señor Krishna quien es el más astuto entre todos, dijo a Chandra Babu, "Entiendo que tu no quieras arreglar las gradas para mí; sin embargo a tu madre se le hace muy difícil subir por ellas en la condición en que se encuentran. Así que por favor, ¿podrías reparar las gradas por tú madre?.  Es un hecho que para cualquier hindú, su madre es incluso más adorable que Dios mismo, así que Chandra Babu dijo, "Está bien, por mi madre arreglaré las gradas". 

Esta hermosa historia nos enseña cómo es que las oraciones de una vaishnavi son siempre atendidas por el Señor.
 
Pishima, la hermana de Srila Bhaktivedanta Swami Prabhupad
Fuente:https://www.facebook.com/notes/bhagavat-maharaja/imlitala-the-prayers-of-a-vaishnavi/10151213120379455

ARTÍCULOS

.

Contáctenos!:

Contáctenos!: