हारे कृष्ण हारे कृष्ण कृष्ण कृष्ण हारे हारे हारे राम हारे राम राम राम हारे हारे
POR FAVOR cite siempre las fuentes y enlace la dirección completa en caso de copiar los contenidos.
¿No comprende algún término utilizado en los artículos? Visite y consulte www.glosariosanscrito.blogspot.com

Loading

23 jun. 2011

Asocia tu Mente Con El Divino. por Srila Prabhupad Bhaktisiddhanta Sarasvati Thakur


Sri Sri Guru Gouranga Jayatah



Año-4, Numero 5Publicado: 20 Junio, 2011

Dedicado a
nitya-lila pravista om visnupada
Śrī Śrīmad Bhakti Prajñāna Keśava Gosvāmī Mahārāja 
Inspirado y bajo la guía denitya-lila pravista om visnupada
Śrī Śrīmad Bhaktivedānta Narayana Gosvāmī Mahārāja


Asocien Su Mente Con El Divino. 

por Srila Bhaktisiddhanta Sarasvati Thakura Prabhupada.

Primero, debemos definir la verdadera devoción. Para ello, debemos ver el segundo verso del Srimad-Bhagavatam:


dharman projjhita-kaitavo ’tra paramo nirmatsaranam satamvedyam vāstavam atra vastu śivadam tāpa-trayonmūlanamśrīmad-bhāgavate mahā-muni-krte kim vā parair īśvarahsadyo hrdyavarudhyate ’tra kritibih śuśrūṣubhis tat-ksanāt



En este Bhagavata-purana, en donde las religiones fraudulentas y todas las otras metas mundanas de la humanidad han sido completamente desechadas, el deber espiritual supremo (parama-dharma) ha sido presentado. Ese Parama-dharma es bhakti-yoga puro, ejemplarizado por esos santos que están absolutamente libres de envidia y llenos de compasión por todas las entidades vivientes. Conociendo (vedyam) dentro de si a la Suprema Verdad. Desenterrando las tres formas de miseria y dando la más elevada forma de auspicio (sivadam). Cuando aquellos con suficiente merito espiritual desean escuchar el mensaje de este bello Bhagavatam, cuyo autor fue maha-muni Sri Narayana Mismo, entonces el Señor Supremo Sri Hari es inmediatamente y permanentemente capturado dentro de sus corazones. ¿Qué necesidad hay de algún otro mensaje?


La palabra projihita significa “esa forma de la cual todas las pretensiones han sido desenterradas.” Las personas que han trascendidos las regiones mundanas son conocidas como sadhus, y la religión de los sadhus se nos presenta a través del Srimad-Bhagavatam.


Envidia, o matsarata, es la combinación de los cinco obstáculos, llamados lujuria (kama), ira (krodha), codicia egoísta (lobha), orgullo (mada) e ilusión (moha). Por ocuparnos en estas pasiones desarrollamos envidia (matsarata). Los sadhus están libres de esa envidia.


El termino vastata-vastu en este verso significa lo positivo, la entidad absoluta. Debemos tener acceso a esa entidad positiva y no al lado negativo, o la soñolienta representación de los objetos. Por el estudio reverencial del Srimad-Bhagavatam, las tres miserias, llamadas adhyatmika (miserias causadas por la mente), adhidaivika (miserias causadas por lo semidioses) y adhibhautika (miserias causadas por otras entidades vivientes, son completamente eliminadas.

                                                      
                                                     ***


Krsna-prema-rasa debe ser nuestra meta deseada. Debemos ser rasika y bhavuka y nunca estar carentes de rasa.*


* Cuando los diferentes sentimientos trascendentales se combinan perfectamente, el resultado en forma de éxtasis es llamado rasa. Alguien que es perfecto en la ciencia de incorporar y comprender los sentimientos trascendentales es llamado rasika, y alguien que ha sido elevado a ese estado de saborear constantemente ese puro sentimiento trascendental, o bhava, es llamado bhavuka.


Si ustedes se olvidan acerca de rendir servicio a Sri Krsna, se les negará todo el beneficio y serán obligados a caminar los estados de esta vida condicionada. Así que el verdadero deber de la mente es la de asociarse con el Divino a través de los sentidos. En este momento estamos profundamente absortos en nuestros sentidos apasionados, los cuales vuelan en diferentes direcciones y no se concentran en el Uno y Único. En consecuencia, nos desviamos de ese Absoluto y encontramos que aparecen cientos de entidades mundanas ante nosotros.


Ellas nos tientan y nos ocupamos en rendirles servicio a ellas. Cuando se nos ha asegurado que el único deber del alma es rendir servicio a la Suprema-alma, y que todas nuestras otras afiliaciones son temporales, decidimos que debemos completamente emerger de las variedades de ocupaciones de este mundo que nos son presentadas. Entonces nosotros llegamos a entender que somos parte y parcela, de la Fuente, la Suprema-alma, y aunque no somos la Sustancia misma, somos parte fraccionada de Sus potencias. En ese momento, concluimos naturalmente que en la región trascendental, no se debe incluir nada extraño, y en este mundo, no encontramos la pura posición trascendental.


* * *


Cuando nosotros entendemos que somos parte y parcela de este universo fenomenal, desarrollamos la errónea idea de que simplemente somos fracciones subordinadas del plano fenomenal en el cual estamos en este momento experimentando nuestra vida condicionada. En el presente, estamos bien envueltos por dos envolturas internas; una hecha de materia y la otra de sutiles impedimentos. Así que corremos el riego de subscribirnos a la visión de que es correcto identificarnos con la materia inerte. O, si somos más inteligentes, podremos notar que tenemos un cuerpo astral también.


En ese caso, nos podemos alejar del Absoluto a incrementadas refinadas ideas del limitado concreto mundo de la materia. Así, que nuestro deber no debe ser confinado a estas dos ajenas envolturas, las cuales está sólo asociadas con cosas ajenas, llámense, el cuerpo material, que tiene sentidos, y sus variados instrumentos sutiles para sentir, y en consecuencia pensar que el propósito de ese equipo es sólo para movernos de lo concreto a lo abstracto. La refinación de esas ideas depende de nuestra habilidad en actividades empíricas, pero todas esas actividades fenomenales sólo se aplican al cuerpo externo e interno, no al alma.


Nosotros tenemos nuestra propia posición en el plano intermedio, la tierra entre la conciencia (cit) y la material (acit). Nosotros llamamos a ese plano tatastha. Algunas almas están condicionadas y otras están liberadas. La liberación no es otra cosa sino regresar a nuestro estado original, eso es, a nuestra eterna posición de servicio al Supremo Ser Eterno, como somos seres eternos.


Si queremos estar bajo el control de lo temporal, podemos lograr al tratar de disfrutar de este mundo, aquello que nos otorga ocasional, felicidad mundana; pero que por la condición de este mundo es perpetúa miseria, como todos los hombres experimentados han podido observar.


Esta contradicción misma es muy confusa. ¿Por qué hemos venido a este lugar? Nosotros hemos ejercido nuestro libre albedrío de jugar en un plano en particular y hemos estado abusando de nuestro libre albedrío tratando de ser el disfrutador. En otras palabras hemos tomado la iniciativa de disfrutar de este mundo, y por lo tanto nos hemos sometido a la trampa de las leyes del karma.


Adaptado del The Gaudiya Volumen 27, Numero 8por el equipo de Rays of The Harmonist
Traducción al español: Jayahatakostaka dasa
Fuente: http://www.purebhakti.com/resources/harmonist-monthly/63-year-4/1241-do-not-be-deceived-by-sri-guru.html

cc-by-sa
Rays of The Harmonist On-line, Year-4, Issue 5 “Associate Your Mind With The Divine” by Śrīla Bhaktisiddhānta Sarasvatī Ṭhākura Prabhupāda, is licensed under a Creative Commons Attribution-Share Alike 3.0 Unported License to ensure that it is always freely available.
Please ask for permission before using the Rays of The Harmonist banner-logo.
 

ARTÍCULOS

.

Contáctenos!:

Contáctenos!: